Errores comunes en el acuario marino – Parte 1

Si analizamos el contenido en internet relacionado a acuarios marinos podremos ver que gran parte de lo que hay es preguntas de gente con problemas y que buscan resolverlos, y esas preguntas se repiten y se repiten, es por eso que me decidí a hacer esta lista de errores comunes, tal vez es más fácil en vez de hacer una guía de cómo hacer un acuario marino, escribir que cosas no hacer o que errores prevenir, así que aquí va mi lista, con los primeros 20 puntos que considero más típicos y comunes:

1.    Consejo o guía equivocada

Ya sea por parte de vendedores, compañeros o foros es excesivamente común que el acuarista toma acciones equivocadas, desde inservibles hasta completamente dañinas. Que hacer al respecto? Preguntar, leer, aprender, investigar… todo se resume a pensamiento crítico e informado para saber diferenciar entre algo real, mitos o hasta engaños descarados simplemente por vender. Gran parte de estos malos consejos vienen de gente que ni siquiera esta consciente de que el consejo que está dando es equivocado, ya que el hecho de que “algo” le haya funcionado a una persona con un cierto acuario con cierto equipo y ciertos habitantes en un cierto tiempo, es la mayor parte de las veces circunstancial y no significa que es algo comprobado ni que le vaya a servir a otra persona en un acuario diferente.
También parte de esto es estar dispuesto a escuchar cosas que no nos gustan, por ejemplo, tus peces tienen ich, es más confortante escuchar que les des de comer ajo a tus peces y se les quita a escuchar que tienes que sacar a todos tus peces a un acuario aparte y tenerlos ahí por dos meses en tratamiento… Como quien recibe la noticia de que tiene cáncer y decide tomar un tratamiento de pastillas de víbora de cascabel a seguir un tratamiento de quimioterapia y radiación.


2.    No completar correctamente el ciclo del nitrógeno

Si estás leyendo esto y no sabes que es el ciclo del nitrógeno en un acuario, búscalo en google porque es algo que NECESITAS saber. Siempre antes de poner cualquier pez o invertebrado en un acuario debemos asegurarnos de que el agua no contiene amonio ni nitritos, además de eso también debemos estar seguros de que el desecho orgánico de ese pez o invertebrado va a poder ser metabolizado por una colonia de bacterias ya establecida en el acuario.
Hay muchas practicas controversiales de cómo hacer ese ciclado inicial, con luz o sin luz? Con peces o sin peces? Alimentar el acuario como si tuviera peces? Y no voy a entrar en detalle de esas prácticas aquí, simplemente mi muy personal recomendación es ciclar con luz, sin peces y alimentando una cantidad moderada de comida de pez de manera diaria, tal como si hubiera peces, tener roca viva ayuda, obviamente curada previamente, agregar bacteria también ayuda.

3.    Mala aclimatación

Es de suma importancia que el pez o coral que compremos tenga tiempo para adaptarse a sus nuevas condiciones de vida, no solo en cuanto a química del agua sino también cantidad de flujo, luz, co-habitantes etc… y en todos esos aspectos debemos aclimatar a nuestros peces e invertebrados. Con respecto a la química del agua existe el método de gotear agua del acuario dentro de la bolsa o contenedor donde viene el nuevo pez, un goteo lento durante un largo periodo de tiempo, yo lo hago durante una hora a menos que sea un pez o invertebrado especialmente sensible.
Si un coral que viene acostumbrado a poca luz lo ponemos en mucha luz, lo vamos a matar ya que el alga simbiótica que vive dentro del coral será expulsada, hay que poner los corales en zonas con menos luz y de ahí irlos moviendo con el paso de los días a zonas más iluminadas, lo mismo con la corriente, hay corales que les gustan condiciones muy particulares y hay que probar con distintas ubicaciones a ver cuál funciona mejor para el coral antes de pegarlos.
Otro proceso muy importante de aclimatación es la alimentación y aquí es donde se vuelve aún más importante la cuarentena.

4.    Agresión entre peces

Ya sea por desconocimiento, mala planeación o simplemente por causas fortuitas, incontables veces al agregar un pez nuevo puede ser víctima de ataques persistentes hasta matarlo, ya sea al paso de las semanas o a veces en cuestión de horas o hasta minutos. El primer paso para evitar esto es el estudio, saber que especies son más territoriales, que compatibilidad entre especies hay, que estilos de alimentación tienen, etc. El segundo punto es la planeación, con ese conocimiento planear una forma ordenada para agregar los habitantes y minimizar las posibilidades de agresión y el tercer punto es la preparación, de nada sirve haber conocido y planeado si no estoy preparado para resolver contingencias, si a pesar de esa planeación no fue exitosa la estrategia y termina en agresión hay que estar preparados para separarlos ya sea con barreras dentro del acuario, remover el pez y tener otro lugar donde ponerlo etc… una vez más el tener un acuario de cuarentena u hospital o al menos un sump preparado para recibir y albergar peces de manera segura por un tiempo, es de gran importancia, así como también haber planeado un acomodo de roca fácil de mover o segmentar para atrapar peces.

5.    Selección equivocada de peces o corales

Derivado del punto numero 1 la mayor parte de las veces el vendedor te dirá que es un pez  fácil, que come pellets, que lleva con el años, que es su mejor amigo, etc… cuando tal vez no es cierto… o un amigo lleva 6 meses con su ídolo moro y hasta lo considera un pez fácil de mantener, no aplica para todos y la gran mayoría de las veces terminan siendo peces que son sacados del mar a sufrir y morir  en una pecera a menos de que se encuentren las manos más expertas.
Si definitivamente estas decidido a tener un pez que tiene baja probabilidad de éxito, al menos planea y prepara su llegada, en un tanque independiente en que puedas ofrecerle cantidades abundantes de todos tipos de alimento para lograr que se adapte a la vida en cautiverio. Aquí entran ídolos moros, morenas liston, pez lija, mariposa bandas de cobre, cirujano payaso, etc… simplemente son muy difíciles de adaptar a la vida en cautiverio.
Otro grupo serían los peces que simplemente no son adecuados para TU acuario, ya sea por agresión, porque requieren mucho más volumen de agua, etc… y aquí es el típico caso de un acuario de 100 litros con 3 cirujanos o de 400 litros con un cirujano sohal o un unicornio, o un tiburón o una remora.
Lo mismo para con los corales y muy frecuentemente lo vemos con corales tubastrea o coral sol, que al venderlos nunca hablan de sus altos requerimientos de alimentación y terminan muriendo, etc.

6.    Mal uso de test kits

De que sirve tener un test kit si no se usa bien o no es el adecuado. Los test kits deben ser para acuario marino, deben de estar vigentes ya que tienen fechas de caducidad y debemos usarlos siguiendo instrucciones al pie de la letra y siempre con las mismas consideraciones… medir parámetros siempre a la misma hora del día, nunca inmediatamente después de alimentar o agregar ningún aditivo, evaluar los colores siempre con la misma luz.

7.    Errores de medición con densímetros

Últimamente los densímetros han pasado a ser menos populares a favor de refractómetros, lo cual es muy bueno, más en casos de acuarios de arrecife. Puede ser que tu densímetro sirva muy bien pero que con la acumulación de salitre en la aguja indicadora los resultados serán diferentes, o hasta con burbujas que se queden pegadas.
Si definitivamente no compraras un refractómetro asegúrate de limpiar con agua dulce tu densímetro cada vez que lo uses y sacudirle el exceso de agua, así como de que no tenga burbujas pegadas la aguja y de que siempre el nivel de agua dentro de él sea el mismo, también de al menos una vez cada par de meses comparar su medición con la de otro densímetro o refractómetro de un amigo o de tu acuario local.
Los errores más catastróficos con estos densímetros son cuando se decide usarlos para llevar un tratamiento de hiposalinidad en el que se debe ser extremadamente precisos en esta medición porque estaremos bajando la densidad a niveles en la frontera de riesgo de vida para el pez. Nunca hacer un tratamiento de hiposalinidad si no se tiene un refractómetro de buena calidad.

8.    No hacer cuarentena

Ese tedioso y laborioso proceso de hacer cuarentena a todos los peces y corales que entren a tu acuario, desgraciadamente en México y Latinoamérica es una práctica muy poco común, mucho menos común que en los estados unidos y Europa.
La cuarentena sirve a dos fines principales:

  • Para asegurarte de no introducir enfermedades o plagas
  • Para asegurar una buena adaptación a la vida en cautiverio

Prácticamente todos los males que aquejan nuestros acuarios se pueden eliminar con cuarentena rigurosa, alga briopsis, alga roja, alga valonia, anemonas majano, anemonas aiptasias, caracoles vermetidos, nudibranquios come montiporas, gusanos come acroporas, camarones mantis, cangrejos, ich, terciopelo, limphocystis o coliflor, peces muertos de hambre por no aceptar comida en cautiverio, peces muertos por no estar con peso y salud suficiente para soportar el stress de entrar en un nuevo ecosistema, entre muchos otros.
Es irracional que recurrentemente ponemos en riesgo todo ese tiempo, dinero y esfuerzo invertido en nuestros acuarios por no hacer un pequeño esfuerzo adicional como tener equipo de cuarentena, infinidad de acuaristas que tienen su acuario de arrecife principal y un acuario de frags y un refugio de alga y una cama de arena y un acuario con mangles, pero no tienen acuario de cuarentena, gastamos sumas importantísimas de dinero en skimmers de marca, en controladores, en lámparas de leds, y sobre todo en corales y peces vivos! pero no invertimos en un acuario de cuarentena.
Este es el error de principiantes que le sigue sucediendo hasta a los acuaristas más avanzados.

9.    Ich

Se subestima el riesgo de permitir la entrada a parásitos como este en sistemas cerrados, y gran parte de esa subestimación es por mitos como el de que el ich es “como la gripa” y que “siempre está presente” y que “a peces sanos y bien alimentados no les da ich”. Sin entrar en tantos detalles, el ich es un parasito que infecta peces sanos y débiles, que es completamente evitable y manejable con los tratamientos adecuados.
El primer paso para combatir el ich, es la cuarentena rigurosa, de esta forma si un pez presenta ich lo presentara en cuarentena y tendremos la oportunidad de medicarlo ahí antes de introducir el parasito al acuario principal.
Si no hiciste cuarentena rigurosa y el parasito está presente en tu acuario hay formas de eliminarlo pero ninguna es fácil y eficiente al mismo tiempo, y se debe de atacar por dos frentes, curar a los peces y eliminar al parasito del acuario, para curar a los peces es eficiente el cobre, alimento medicado con metronidazol y tratamiento de hipo salinidad, todos ellos en un acuario de hospital; por otra parte, para eliminar el parasito del acuario es eficiente el dejar el acuario sin peces por dos meses, también sirve medicar con cobre o hipo salinidad aunque ambos son tratamientos que mataran invertebrados y micro fauna, así como también, colonias bacterianas del filtro biológico, por lo que no son aplicables a acuarios de arrecife.

10.    Comprar equipo de mala calidad

Aquí aplica el dicho de que muchas veces lo barato sale caro, y aplica para skimmers, bombas, wavemakers, lámparas, etc… No siempre barato = malo o caro = bueno, simplemente es cuestión de investigar antes de comprar que reputación tiene cada pieza de equipo a comprar, siempre cuidándonos de no caer en trampas de malos consejos como el punto número 1.
En este punto quisiera hacer énfasis en la importancia de invertir en buen equipo principalmente en los equipos que mantienen la vida en el acuario y que sin ellos en cuestión de horas moriría todo en el acuario, principalmente bombas tanto para circulación interna como retorno del sump y calentador o enfriador, en estos rubros no escatimen recursos.

Aun faltan 10 puntos que podran ver en la segunda parte de la publicacion en un par de dias… (segunda parte aqui)

Agradecere tambien en los comentarios o grupo de facebook que me pudieran dejar retroalimentacion sobre que otros problemas consideran tipicos para asi poder de manera comunitaria masterizar esta compilacion de errores comunes que estoy seguro podran ayudar a muchos acuaristas.

Los dejo, voy a ver a mis peces de cuarentena…

2 ideas con respecto a “Errores comunes en el acuario marino – Parte 1”

  1. Muy buenas. Me está ayudando mucho todos los artículos que está exponiendo. Son muy buenos.

    Referente a uno de los puntos que plantea, el acuario hospital, me pregunto que de cuantos litros debería ser (si el principal que quiero poner será de aprox 250) y qué sistemas de filtrado necesitaría y resto de componentes.

    Este coste no lo tenía presupuestado y si es tan importante me gustaría concer alguna forma que fuera económica y no perdiera eficiencia.

    Se me ocurre si se pudiera tener un pequeño cuadrado de cristal e introducirlo en el propio acuario, para que se utilizase como cuarentena, sin estar el agua del cubículo en contacto con la del acuario principal. Hacerle cambios de agua con la frecuencia que me indicaran los test para mantener el agua en buen estado…

    Está claro que lo mejor sería un sistema duplicado, pero eso económicamente y por sitio me es imposible.

    Gracias de antemano, que seguro que la solución que me das es la mejor 😉

    Saludos desde España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *