La importancia de los arrecifes de coral.

¿Qué es un arrecife?

Un arrecife es un tipo de ecosistema, así como existen los bosques, las selvas y los desiertos, solo que este ecosistema esta debajo del mar y tiene características muy particulares si lo comparaos con otras partes del mar.

Existen arrecifes de muchos tipos pero el tipo más grande, más conocido y más importante, es el arrecife de coral, que básicamente es por decirlo de una forma “coloquial” y ultra-simplificada, es un bosque de corales, que cubren grandes extensiones; y así como en un bosque hay aves y otro tipo de fauna que habita en el bosque, lo mismo sucede en un arrecife que alberga, algas, pastos marinos, invertebrados, peces, reptiles y mamíferos marinos, entre otras formas de vida.

 

¿Cómo se forma el arrecife?

La piedra angular de un arrecife de coral es, obviamente, el coral, y tenemos que empezar por saber ¿qué es un coral?.

Un coral es un algo un tanto diferente a las formas de vida típicas que conocemos, porque por una parte parecieran plantas, pero no lo son, son animales. Además de ser animales es importante que sepamos que un coral está formado por muchos organismos “individuales” llamados pólipos de coral, que crecen juntos uno del otro y son copias idénticas genéticamente hablando, eso hace que muchas veces se comporten como una colonia de coral. Esto es una de esas capacidades increíbles de los corales, ser individuo y colonia al mismo tiempo.

Podríamos separar los corales en dos grandes grupos, algunos son suaves, todo su cuerpo esta hecho de tejido animal delgado y llenos de agua, al ser suaves se mueven con las mareas, crecen y encojen su tamaño.

Otros corales son duros, es decir, los pólipos están sobre un esqueleto de carbonato de calcio, algo parecido a un hueso, que van formando mientras los pólipos se reproducen.

Estos corales duros son los que hacen que un arrecife sea una formación geológica también, ya que por miles de años esos corales van creciendo y formando sus esqueletos, haciendo en conjunto y al paso de miles de años, formaciones de roca de carbonato de calcio que son, por su tamaño y extensión, visibles desde el espacio.

Este tipo de corales duros llevan a muchas personas a creer, equivocadamente, que un coral es un tipo de piedra ramificada de color blanco como esta:

Sin embargo, eso es el esqueleto de un coral muerto o moribundo, que cuando estaba sano se veía así:

Es como decir que esto es un ser humano:

Otro punto muy importante de los corales es como se alimentan, cada pólipo tiene una forma similar a tentáculos, que le sirven para atrapar comida, plancton, desechos, partículas, o a veces hasta peces. Algunas veces esos mismos tentáculos tienen la capacidad de paralizar a sus víctimas con toxinas.

Sin embargo la gran mayoría de los corales no son capaces de producir la energía necesaria para sobrevivir solo con lo que comen, como sus cuerpos translucidos permiten el paso de la luz, dentro de ellos crece un tipo particular de alga que en simbiosis con el coral, esa alga al hacer fotosíntesis, va a producir glucosa y aminoácidos que le van a dar esa energía adicional al coral para sobrevivir y crecer.

En resumen, para que se forme un arrecife de coral es necesario que el coral se propague, para lo cual necesita corrientes de agua que le lleven alimento a los pólipos y luz del sol, es por esto que casi todos los arrecifes están en zonas con fuertes corrientes de agua y en zonas superficiales del mar.

Es importante también mencionar que los sistemas de arrecifes más grandes en el planeta se calcula pueden haberse formado desde hace 10,000 años.

 

¿Cuál es la importancia del arrecife?

Muchos veces usamos el termino Barrera de Arrecifes o Barrera de Coral y esto se debe a que el coral crece de tal forma que siempre pase la mayor cantidad de flujo de agua por sus pólipos, así como las plantas siguen al sol, eso hace que las estructuras de coral duro se vuelvan verdaderas montañas de roca de calcio y coral que protegen a las costas de las corrientes y el fuerte oleaje, gracias a esa protección que brindan es que esas zonas están pobladas por todo tipo de organismos, hay zonas de pastos y alga que pueden establecerse gracias a esa protección, muchos animales buscan el arrecife para vivir y reproducirse.

Para dar una dimensión de esto, hay más tipos de peces viviendo en un área de arrecife del tamaño de 2 campos de futbol americano, que todos los tipos de aves que existen en todo Norteamérica.

Muchas especies de animales, no solo los que viven en el arrecife mismo, también especies que viven en otras zonas del mar, usan los arrecifes como zonas seguras para desovar a salvo o para tener sus crías en caso de los mamíferos marinos.

El suelo oceánico siempre es más estable en un arrecife, previniendo la erosión de la línea costera.

Típicamente donde hay un arrecife encontramos pueblos costeros debido a que proveen de alimento a través de la pesca.

Se calcula que la mitad del oxígeno que hay en el planeta es producido por algas y fitoplancton que vive en arrecifes o en zonas protegidas por las barreras de arrecife. Al mismo tiempo también son responsables de la absorción del 30% del monóxido de carbono creado por el hombre.

Si quisiéramos resumir su importancia, imagina un planeta donde no hay playas, donde la línea costera se erosiona constantemente, con una actividad pesquera severamente disminuida, con la mitad de oxígeno y mucho más monóxido de carbono. Así estaríamos si no existieran los arrecifes, o tal vez no seriamos capaces de sobrevivir así, no lo sé.

 

¿Qué riesgo corre el arrecife?

Somos seres terrestres, vivimos en un ecosistema por arriba del agua y como tales estamos socialmente programados a no voltear a ver qué sucede bajo el agua. Crecemos en la escuela conociendo los detalles de los bosques, las selvas y desiertos, pero rara vez acerca de los ecosistemas marinos y probablemente a esto se deba que los arrecifes hoy están en mayor riesgo que cualquier otro ecosistema en el planeta, y desgraciadamente muy poca gente esta consciente de este hecho y su magnitud.

Crecimos sabiendo que había que sembrar árboles porque son los pulmones del planeta, pero solo nos contaron la mitad de la historia, nunca nos dijeron que eso solo era el pulmón derecho, el izquierdo es el arrecife y desgraciadamente se está muriendo.

El arrecife está siendo seriamente afectado por el crecimiento del CO2 en la atmosfera, que tiene dos efectos peligrosos, el primero es el calentamiento global y el segundo es que el agua de los océanos se hace más acida cada vez.

El coral sano es un lugar óptimo para que crezca el alga que le permite vivir, pero cuando la temperatura es más alta, esa alga que vive dentro de él, se vuelve tóxica e inestable, el coral para defenderse la expulsa por completo de su cuerpo y como consecuencia pierde la mayor parte de su capacidad de generar energía y muy probablemente morirá.

A esto se le conoce como blanqueamiento del coral, porque esa misma vive dentro del coral es la que le da color, al eliminarla, a través del cuerpo translucido de los pólipos solo veremos en esqueleto blanco del coral moribundo.

Esto no es una historia de lo que podría suceder, esto está sucediendo ya, arriba del 20% de los arrecifes que existían en 2014 están muertos hoy, un 35% adicional están en amenaza de morir este mismo año 2018.

Se estima que más de 500 millones de personas dependen no solo a un nivel económico si no también alimentario de esos arrecifes que hoy están en riesgo.

 

Un nuevo objetivo

Suena irónico que un acuarista que mantiene corales en cautiverio este escribiendo acerca de la tragedia que se vive en los arrecifes actualmente, podría ser que el acuarismo marino también tenga parte en ese deterioro del arrecife, sin embargo no estoy aquí para debatir ese punto, estoy aquí para poner mi granito de arena, empezando por no consumir corales que vengan del mar, si no corales cultivados. Sin embargo creo que solo hacer eso es demasiado poco.
Me parece increíble que estemos en esta realidad tan trágica y que a tan pocos le importe, me imagino que un día dijeran en las noticias que en los 3 meses pasados se murió el 20% de los bosques, eso sería diferente y seguramente habría más gente preocupada, precisamente porque crecimos sabiendo solo la mitad de la historia, creyendo que si plantábamos un árbol era suficiente, porque nunca nadie nos dijo que teníamos dos pulmones y que teníamos que cuidar ambos.

Algo que seguramente cualquier acuarista que tenga un arrecife en casa ha experimentado es ese momento en que llegan visitas y se quedan asombradas con el acuario, y que tal vez han recibido el comentario de “… ¿Y esas plantas?, ¿Son de plástico, o que son?”, y tal vez han recibido ese comentario por parte de alguien con estudios, a veces profesionales y a veces hasta de personas con estudios de ciencias naturales; eso es lo que me parece más preocupante y al mismo tiempo nuestra mayor oportunidad.

La realidad es que si no eres acuarista o buzo, hay una altísima probabilidad de que no sepas que es un coral, ni un arrecife, ni su importancia ni como se ve o como se cuida, mucho menos como se reproduce. Sin embargo cualquier persona puede apreciar su belleza atípica, y ese debe ser el gancho para poder educar en este tema.

Tenemos como acuaristas la oportunidad de ser quienes mostremos ese mundo majestuoso pero desconocido a todos los demás que no han tenido la fortuna de conocerlo y al mismo tiempo transmitir este mensaje de alerta.

También como acuaristas estamos acostumbrados a propagar corales como pasatiempo, y eso hoy en día es lo que se ha demostrado que pudiera salvar a los arrecifes, hoy el dejar de contaminar no es suficiente, se necesita rehabilitar el arrecife.

Este blog inicio como un esfuerzo para poder compartir un poco de este mundo de los acuarios que me gusta tanto, pero hoy ya no es suficiente eso, comenzaran a ver un giro en ese contenido, con un nuevo objetivo más grande, el de hacer del pasatiempo del acuario marino un pasatiempo no solo sustentable, si no que tenga un impacto positivo en la conservación y rehabilitación de los arrecifes, que nos convierta en embajadores del arrecife desde nuestros acuarios.

Mi siguiente publicación será específicamente hablar de las cosas que podemos hacer, cada uno desde nuestra trinchera, para ayudar a conservar y rehabilitar los arrecifes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *